Mal de Ojo

El mal de ojo, es una creencia popular y supersticiosa por la cual una persona tiene la capacidad de producir mal a otra persona sólo con mirarla. De la persona afectada se dice que «le echaron mal de ojo». También deriva de esta expresión tenerle a alguien ojeriza.

Hay muchos rituales y cultos mágicos para prevenir el mal de ojo, descubrir el mal de ojo o para curar el mal de ojo. Desde usar la saliva como medio de protección (escupiendo a la persona afectada), pasando por pisar los zapatos nuevos para que no te tengan envidia y multiples recetas caseras o peligrosas que desaconsejamos encarecidamente probar. Si piensas que te han echado mal de ojo porque te sientes cansado, triste u otros sintomas relacionados lo que tienes que hacer es buscar la causa en tus acciones y actividades. Ser positivo y pedir a Dios para iniciar el día con optimismo y ganas de trabajar te ayudará mucho más que cualquier ritual con velas, agua con sal o actividades no nutritivas que incluyan huevos.

Para ayudarte a pedir a Dios fuerzas para el optimismo te dejamos estas sencillas oraciones/frases de ánimo.

“No inventes, no engañes, no robes ni bebas; pero si inventas, invéntate un mundo mejor; si engañas, engáñale a la muerte; si robas, róbate un corazón y si bebes, bébete los mejores momentos de tu vida.”

En nombre de Dios Todopoderoso,
Santos que me protegéis,
inspiradme para que tome una buena resolución,
frente a esta incertidumbre en la que me encuentro.
Dirigid mi pensamiento hacia el bien,
desviad la influencia de aquellos
que intenten separarme del buen camino.
Gracias por los favores concedidos.
Amén.

Jesús, cuando eras peregrino en nuestra tierra, Tú nos dijiste: Aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y vuestra alma encontrará descanso. Mi alma encuentra en Ti su descanso al ver cómo te rebajas hasta lavar los pies a tus apóstoles. Entonces me acuerdo de aquellas palabras que pronunciaste para enseñarme a practicar la humildad: Os he dado ejemplo para que lo que he hecho con vosotros, vosotros también lo hagáis. El discípulo no es más que su maestro, puesto que sabéis esto, dichosos vosotros si lo ponéis en práctica. Yo comprendo, Señor, estas palabras salidas de tu corazón manso y humilde, y quiero practicarlas con la ayuda de tu gracia.

Te ruego, divino Jesús, que me envíes una humillación cada vez que yo intente colocarme por encima de las demás. Yo sé bien Dios mío, que al alma orgullosa tú la humillas y que a la que se humilla le concedes una eternidad gloriosa; por eso, quiero ponerme en el último lugar y compartir tus humillaciones, para tener parte contigo en el reino de los cielos.

Pero Tú, Señor, conoces mi debilidad. Cada mañana hago el propósito de practicar la humildad, y por la noche reconozco que he vuelto a cometer muchas faltas de orgullo. Al ver esto, me tienta el desaliento, pero sé que el desaliento es también una forma de orgullo. Por eso, quiero, Dios mío, fundar mi esperanza sólo en Ti. Para alcanzar esta gracia de tu infinita misericordia, te repetiré muchas veces: ¡Jesús, manso y humilde de corazón, haz mi corazón semejante al tuyo!

Santa Teresa de Lisieux

¡Oh, Espíritu Santo, alma de mi alma, yo te adoro, ilumíname, guíame, consuélame en mi enfermedad, y fortifícame para recuperarme y encontrarme bien.
Deseo mejorar mi estado físico y encontrarme con una buena salud. Si lo logro, podré ayudarme a mí mismo y a las personas que me rodean. Te suplico ayuda y fuerza de voluntad. Te doy las gracias, Espíritu Santo, por haber escuchado mi humilde petición!»

 

El que quiere, puede. Puedes hacer cualquier cosa que te propongas. Lograr tus objetivos depende de los límites que pongas a tu mente, el mal de ojo no existe.
Escríbenos en los comentarios tu firme propósito de enfrentar los problemas con energía para encontrarles solución y mejorarte.

3 comentarios sobre “Mal de Ojo”

  1. Buenos días me llamo elisa leal y tengo mala mala suerte quitarme esta mala suerte yo rezo en el nombre de DIOS todo poderoso quítame esta encrucijada y haberme todas las puertas AMÉN

  2. El mal de ojo no existe, es mas una culpa que nosotros hechamos a esa frase falsa para desquitarnos del real problema que tenemos y debemos de solucionar, tu eres el que cosecha tus acciones en base a ellas son los sentimientos que vas a producir, te amo Dios, se que tu eres el que escribe lo que ah de salir de mi boca y las palabras que estoy escribiendo, quiero creer mas en ti AYUDAME, virgen María apóyame tu tmb, ángeles y almas puras y ya limpias SE LOS RUEGO AYÚDENME A SER MEJOR PERSONA, te amo DIOS ❤️

  3. me gusta pensar que el mal de ojo no existe, sin dudas es así!
    si existen las personas que supresivamente no tienen vuelos sentimientos hacia nosotros, y las envidias, estas energías no son buenas y hacen daño sin dudas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *