Oraciones para ganar la lotería (San Cono)

San Cono

San Cono nació en el Siglo XII en un pueblo de la provincia de Salerno, Italia, llamado Teggiano. Sus padres suspiraban el hijo que se hacia esperar. La leyenda cuenta que una noche los esposos tuvieron el mismo sueño. Del seno de su madre (Igniva) brotaban llamaradas. Un sacerdote interpretó la visión anticipando a la madre que a pesar de su avanza da edad, tendría un hijo que sería la gloria de su pueblo. “Algo perfecto”, tal es el significado de “Cono”. Tempranamente decidió solicitar el ingreso al monasterio benedictino de San Nicolás, pero el Superior, no lo aceptó. Sin embargo, Cono ardía de impaciencia por incorporarse al monasterio. Tanto es así que se presenta en uno de una ciudad más alejada, de incógnito. Sus padres lo siguen y lo reclaman y él se esconde en el horno de pan del monasterio de Sta. María de Cadossa. Salvandose por verdadero milagro de morir quemado, sus padres aceptan su llamada vocacional. El joven benedictino fray Cono, no cesa de orar y trabajar en las labores más humildes: cocina, barre, atiende la huerta. Un atardecer de verano aquel joven monje recibe un mensaje: “Esta noche Dios te llamará”. Así sucedió, en la madrugada del 3 de junio de un año de comienzos del siglo XII San Cono moría serenamente. El 27 de setiembre de 1261, los dos pueblos cercanos se disputaban los restos del monje benedictino. Finalmente deciden ponerle en un carro y dejar que los bueyes decidan el camino. El rumbo fue el pueblo de Teggiano natal y ante la iglesia de su infancia los bueyes se echaron. Canonizado, en 1871 por el Papa Pio IX. Fueron los emigrantes teggianenses quienes llevaron su culto a varias regiones del mundo. Hoy se lo venera, además que en Teggiano y Florida, también en Nueva Orleans (Estados Unidos) en Australia y en Argentina.

El 3 de junio se celebra la Fiesta del Santo, en un marco religioso-popular, que convierte al Templo y sus alrrededores en una verdadera romería. Por la mañana el Obispo de la Diócesis celebra la Eucaristía y en tempranas horas de la tarde se realiza la Procesión. Siguiendo en estas Celebraciones el programa realizado casi desde el comienzo de las festividades. En esta manifestación religiosa participan los devotos más dispares. La popularidad de este santo es debida a que es considera el patrono de los “quinieleros” y es invocado para tener suerte en todos los juegos de azar y en forma más general para conseguir dinero.

San Cono es conocido por los aficionados a las loterías como el “Padre de las Cábalas”. Hay creencias de que este Santo ayuda a la gente humilde, sobre todo cuando esta se encuentra en un aprieto económico. Según la leyenda, de acuerdo como sea el problema, el le envía el favor; si es pequeño, le proporciona una pequeña cantidad para que resuelva su problema; y si es grande, la ayuda será mayor.

Oraciones a San Cono (Para Ganar La Lotería)

San Cono, haz que la suerte me beneficie, que los misteriosos hilos del azar se tejan para mi bien, que con mi jugada alcance los medios materiales que necesito para realizar mis sueños. Gracias San Cono por darme tu bendición y regalarme la alegría de alcanzar lo que deseo.” Luego, al llegar a su casa, préndale una vela blanca y colóquele como ofrenda un ramito de perejil.

 

Dios clemente y misericordioso,
en tu Omnipotente Trinidad yo confío y espero
y por la mediación de San Cono
te pido salud, trabajo y unión de mi familia.

Señor, yo no quiero pecar
pidiéndote suerte en el azar,
pero cuando tú quieres nos puedes tender
por medio de San Cono una mano
para ganar una apuesta:

Si es el 03 porque es el día de su muerte;
si es el 7 y al 07 porque es el número
que suman las letras del nombre de San Cono;
si es el 18 es por la edad que falleció;
si es el 11 porque es el número
de su Iglesia en Florida (Uruguay);
si es el 60 es porque cuando trajeron su imagen de
Italia
en una de sus sandalias estaba ese número;
si es el 72 es porque es la terminación del año
en que fue canonizado en Roma;
si es el 85 es la terminación del año
en que se inauguró su Iglesia.

Señor, si soy merecedor de tu gracia,
por medio de San Cono concédemela.
Amén

 

Oh ángel candidísimo de pureza
y serafín de santa caridad gloriosísimo SAN CONO, nosotros, humildes devotos vuestros,
os presentamos el efecto mas sincero
de nuestro corazón.
Nos congratulamos de la gloria singular
de que gozáis en el cielo;
nos alegramos de los especialísimos dones
con que os previno, acompaño y consumo la divina gracia
y rendimiento las mas vivas gracias al SUPREMO dispensador de todo bien.
Vos, que anunciado milagrosamente,
nacisteis para ser ejemplo de perfecta caridad.
Vos, que al candor de la inocencia bautismal
y angelical pureza supisteis unir los rigores
de las mas austeras penitencias.
Vos, que en la flor de los años buscasteis la soledad
del claustro para consagraros y mejor servir a Dios.

Vos, que en tan corta vida supisteis Llegar a la cumbre
de la perfección y Santidad.
Vos, finalmente, que después de la muerte hicisteis brillar vuestro poder obrando milagros estupendos;
Mirad benignamente desde el cielo
a cuantos a Vos acuden
Ilenos de confianza en vuestro patrocinio.
Que vuestra devoción acredite a nosotros
la imitación de vuestras virtudes,
especialmente en fe viva, una eficaz esperanza
y una inflamada caridad hacia nuestros Dios y señor
y su Inmaculada Madre María,
para que amándose como vos los amasteis,
podamos en el cielo y en compañía Vuestra
bendecir y alabar la divina misericordia.
Amen.

Para perder Peso

Adelgazar requiere de mucha fuerza de voluntad y Nuestro Señor nos puede ayudar si se lo pedimos adecuadamente. Pues ya lo dijo:

Pidan y se les dará; busquen y encontrarán; llamen y se les abrirá.
Porque todo el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que llama, se le abrirá.
¿Quién de ustedes, cuando su hijo le pide pan, le da una piedra?
¿O si le pide un pez, le da una serpiente?
Si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más el Padre de ustedes que está en el cielo dará cosas buenas a aquellos que se las pidan!

Antes de cada comida pon tu mano en el estomago y repite:
1.- En el nombre de Jesús ato el espíritu de la gula, para por medio de mi fe, Cristo lo ate con su propia mano, Amen.
2- Mi petición en el nombre de Jesús, que este alimento sea de agrado y mucho sustento, de vitaminas, proteínas y todo lo que mi cuerpo necesita, para que este alimentado como debe de ser. Amen.
3.- Me cubro con la sangre de Cristo para que mis pensamientos estén en él, y pueda dominar esos pensamientos que me hacen pensar en comer a toda hora. Amen.
4.- Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

Apréndete de memoria esta Oración y cada vez que vayas a picar fuera de horas repítela:

Dios querido,
te ruego que me liberes
de falsos apetitos
y que alejes de mí tanto sufrimiento.
Libérame de mi yo compulsivo
y muéstrame quién soy en realidad.
Dios mío,
te ruego que me concedas un nuevo comienzo.
Abre mi corazón
para que pueda vivir
en libertad al fin.
Amén.

No existen los rituales mágicos que te permitan adelgazar, solo tu fuerza de voluntad con la ayuda del Señor te permitirá perder esos kilos que te sobran.

Oración a San Judas Tadeo

Judas Tadeo fue, según los Evangelios y Hechos de los Apóstoles, uno de los discípulos de Jesucristo, que formaba parte del grupo de «los doce» apóstoles. Se le menciona en los Evangelios como «hermano de Jesús». También se lo llama simplemente «Tadeo», o «Judas de Santiago», aunque la identificación entre «Tadeo». En todos los casos, parece existir la tendencia de acompañar el nombre de «Judas» con alguna especificación, para diferenciar a Judas Tadeo de Judas Iscariote (Judas Iscariote es a quien se atribuye haber traicionado a Jesús).
Santa Brígida cuenta en sus Revelaciones que Nuestro Señor le recomendó que cuando deseara conseguir ciertos favores los pidiera por medio de San Judas Tadeo.

Judas en hebreo significa: “alabanzas sean dadas a Dios”.
Y Tadeo quiere decir: “valiente para proclamar su fe”.

Judas Tadeo es uno de los santos más invocados pues es el patrono de las causas difíciles o desesperantes. Existen diferentes plegarias de suplicas a Cristo por intercesión de Judas Tadeo:

Oración a San Judas Tadeo

¡Glorioso apóstol San Judas Tadeo! Por causa de llevar el nombre de quien entregó a nuestro querido Maestro en manos de sus enemigos, muchos os han olvidado. Pero la Iglesia os honra e invoca como Patrón de los casos difíciles y desesperados. Ruega por nosotros, que somos pecadores, y haz uso os rogamos de ese privilegio especial a vos concedido por nuestro Señor, de socorrer visible y prontamente cuando casi se ha perdido toda esperanza. Ven en nuestra ayuda en esta gran necesidad, e intercede ante nuestro Señor para que recibamos su consuelo y socorro en medio de nuestras tribulaciones y sufrimientos. Que bendiga Dios a vos y a todos los escogidos por toda la eternidad. Amén.

Consagración a San Judas Tadeo

San Judas, Apóstol de Cristo y Mártir glorioso, deseo honrarte con especial devoción. Te acojo como mi patrón y protector. Te encomiendo mi alma y mi cuerpo, todos mis intereses espirituales y temporales y asimismo los de mi familia. Te consagro mi mente para que en todo proceda a la luz de la fe; mi corazón para que lo guardes puro y lleno de amor a Jesús y María; mi voluntad para que, como la tuya, esté siempre unida a la voluntad de Dios. Te suplico me ayudes a dominar mis malas inclinaciones y tentaciones evitando todas las ocasiones de pecado. Obténme la gracia de no ofender a Dios jamás, de cumplir fielmente con todas las obligaciones de mi estado de vida y practicar las virtudes necesarias para salvarme. Ruega por mi Santo Patrón y auxilio mío, para que, inspirado con tu ejemplo y asistido por tu intercesión, pueda llevar una vida santa, tener una muerte dichosa y alcanzar la gloria del Cielo donde se ama y da gracias a Dios eternamente. Amén.

Agradecimiento a San Judas Tadeo

Bondadoso Protector mío, San Judas Tadeo, que recibiste del Salvador la gracia de la vocación al apostolado para seguirle más de cerca en la práctica de las virtudes y predicar su Evangelio, que tuviste el don de conmover los corazones con tus ejemplos y tus enseñanzas, el poder de obrar milagros, y que diste tu vida en defensa y testimonio de la Fe, recibe mis parabienes por estos grandes privilegios, y acepta gustoso esta visita que te hago en agradecimiento de favores obtenidos y para obtener nuevas gracias por tu mediación. Alcánzame un grande amor al Divino Maestro, que me aliente en la práctica de la virtud, me consuele en mis tribulaciones y sostenga mi esperanza cuando el infortunio y la desgracia me acrisolen. No permitas jamás que la falta de confianza en la Providencia divina me aparte del amor y servicio de Dios. Dame tu protección, S. Judas, y alcánzame lo que necesito y pido para mi bien temporal y eterno. Amén.

ORACIÓN AL ARCANGEL SAN GABRIEL PARA PEDIR MILAGROS

ORACIÓN AL ARCANGEL SAN GABRIEL PARA PEDIR MILAGROS

¡Arcángel Gabriel:
embajador de Dios Padre,
mensajero de la esperanza,
santo Ángel del Señor!

Sé tu el mensajero del milagro que espero,
sé tu el que solucione mis tristezas y amarguras.

Trae hasta mí el amor de mi Padre el Señor nuestro Dios,
para que alivie mis carencias sentimentales,
mis necesidades físicas y materiales,
para prodigarme la compasión del Señor.

Alivia mi sensación de abandono y soledad,
aplaca mi temor, cura mis miedos, mitiga mi angustia
Seguir leyendo

¡Oh Ángel del Señor!
dame el amor de mi Dios.
¡Oh Ángel del Señor!,
calma mis penas.
¡Oh Ángel del Señor!,
tráeme consuelo.

¡Oh Ángel del Señor!, báñame de luz,
¡oh Ángel del Señor!, cura mi cuerpo,
oh Ángel del señor, cura mi corazón,
¡oh Ángel del Señor!, cura mi alma.

¡Oh Ángel del Señor!
trae hasta mi el milagro,
las gracias y  bendiciones que tanto espero:

(pedir con  fe lo que se desea),

porque tú eres el emisario del Señor mi Dios,
tu eres su alabanza,
tu compartes con nosotros la Creación.

¡Oh Ángel del Señor!
¡fortaleza de Dios!
en esta hora aciaga
trae los dones del cielo a la tierra
y permite que se produzca el milagro.

¿Qué es la compasión del Señor,
ante este tu siervo más humilde y necesitado?

La verdad engendra verdad, y Dios es verdad;
el amor engendra vida, y Dios es vida;
el Señor crea amor y el amor es el milagro.

Amén.

Rezar el Credo y la Salve

ORACIÓN A SAN JUAN DEL DINERO

ORACIÓN A SAN JUAN DEL DINERO

Yo ( decir nombre), invoco al espíritu bienhechor de Don Juan del Dinero,para que sea mi ayuda y apoyo. Que proteja mi alma y mi cuerpo, que acreciente mis riquezas, me provea de abundancia y felicidad, y que todo lo que emprenda llegue a buen fin.
( rezar tres padrenuestros).

ORACIÓN

Yo (di tu nombre), invoco y pido a la sublime influencia del santo nombre de Dios todopoderoso y de don Juan del dinero para que me brinden su protección y ayuda, para que me liberen de la pobreza y la estrechez y me provean de abundancia y felicidad y que brille para mí la estrella de la buena
suerte siempre y que la fortuna y el éxito me acompañen en todo lo que emprenda durante mi vida.
Bajo tu amparo me acojo, don Juan del dinero, por favor no me dejes en el olvido y   acompañame siempre.
Amen.

Abundia, Angel de la Prosperidad

BUENA PARA :
Atraer Abundacia Economica
Protejer las Posesiones Valiosas
Exito en tu Negocio
SI TUS PROBLEMA DE DINERO ES FUERTE, POR FAVOR REZA 21 VECES O MAS ESTA ORACION.

ORACION.
Traenos Abundia toda tu Abundancia.
Traenos caudales de tus riquezas,
Serenidad para tenerlas y amor divino para obtenerlas.
Traenos la fe de tu riqueza, Tu, gran Abundia, danos riqueza de pensamiento, de sentimiento. Traenos Señora tus frutas frescas,
Traenos verduras, traenos dulzura.

Traenos tambien oro bendito,
Traenos tus piedras, Rubíes, zafiros. Traenos, tu, prosperidad.
Abre las arcas, saca tu cuerno de la abundancia Y abre la llave del manantial, Chorros caudales danos y bañanos sobre todo con el amor supremo de Dios, Con el fervor de la oracion, Con tanta fe, seguridad, prosperidad, De las manos de Dios.

Abundia, Abundia, Abundia, gran Ser angelical, De la Abundancia te pedimos a ti con amor, Que escuches con gran fervor esta plegaria. Oracion de peticion.
Te agradecemos a ti señora Abundia, Que traigas abundancia de planes nuevos y cosas nuevas,
Todas benditas por Dios nuestro amoroso Señor.
Amen

Load More